La Armadura De Dios

 

LA ARMADURA DE DIOS

Debemos tener siempre presente quien es nuestro verdadero enemigo. Nuestra lucha nunca es en contra de gente de carne y hueso, aunque Satanás puede utilizar a los seres humanos para que peleen sus batallas. Sin embargo, la batalla nunca es de origen humano, aunque haya mentes y voluntades humanas involucradas en ella.

 

--------------------------------------------------

En su epístola a los Efesios, Pablo menciona la paz con frecuencia. Es la paz que une a los cristianos, y la unidad es el tema de los capítulos 3 a 6. La unidad es el resultado asegurado cuando los creyentes caminan hacia la madurez espiritual. Dios nos ha dado los dones, o capacidades especiales de servir para que "lleguemos a la unidad de la fe." Efesios 4:13.



Sin embargo, en este estudio el tema central es la guerra. Pablo entendió que uno de los errores más graves que cualquier cristiano puede cometer es suponer que la salvación en Cristo pone fin a todos los problemas. Cristo jamás prometió a Sus seguidores que el seguirle sería una vida fácil. Al contrario, El enseñaba que seguirle trae dificultades y sufrimientos. Esto sorprende a muchos. Cristo mismo dijo en Mateo 10:34, "No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada." Aquí Cristo advierte a sus discípulos que las verdades que El enseña traerían conflicto en vez de un reino de paz. Esto podrá parecer extraño. Sobre todo porque viene de los labios del Príncipe de Paz. Los cristianos buscan la paz dentro de la iglesia, pero en realidad, saben que están en una batalla contra el enemigo. La vida cristiana es una verdadera batalla en muchos aspectos, y tiene muy poco de juego y diversión.

También Cristo habló de una cruz que el cristiano tiene que llevar en Lucas 14:27, "Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mi, no puede ser mi discípulo." En el mismo capítulo, Cristo asemeja la vida cristiana a un rey preparándose para pelear contra un enemigo, y señaló la importancia de estar preparado con los recursos necesarios a fin de pelear con éxito. Lucas 14:31-33 "¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra el con veinte mil? Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía un embajada y le pide condiciones de paz. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo."

En la porción que nos toca hoy en Efesios seis, Pablo trate al conflicto en que se ocupa el cristiano, y explica los recursos que se asegurarán la victoria. El primer deseo de Satanás es condenarnos al infierno. Pero si alguien recibe a Cristo como su salvador personal, Satanás no deja de pelear con el. Continuamente trata de quitar el testimonio y la influencia buena que el cristiano tiene. Pedro dijo 1 Pedro 5:8,9, "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo." En el primer verso de nuestro estudio de capítulo 6 de Efesios leemos, "Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza." La única manera de ser fuertes es "EN EL SEÑOR."

En todo el libro de Efesios, la enseñanza es: estamos en el Señor. La victoria sobre Satanás está "en el poder de su fuerza," o sea la fuerza de Cristo. Por medio de nuestros propios esfuerzos, no vamos a ganar la batalla. Conquistamos a Satanás porque, "mayor es el que está en (nosotros) que él que está en el mundo." 1 Juan 4:4 Gracias a Dios que por medio de Su gran poder "somos más que vencedores por medio de (Cristo) que nos amó." Romanos 8:37 Yo doy gracias a Dios que el nunca pide que yo ande donde El no anduvo. El "fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado." Hebreos 4:15 Por eso, "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar." 1 Corintios 10:13

¡Pero solamente, EN EL SEÑOR!
En el verso once, ¨Pablo nos instruye como ser firmes en el Señor. Tenemos que vestirnos "de toda la armadura de Dios." Necesitamos toda la armadura - no solamente una o dos partes - toda, para que podamos "estar firmes contra las asechanzas (o artimañas, o maquinaciones, o métodos engañosos) del diablo." En 2 Corintios 10:4 Pablo declara que "las armas de nuestra milicia no son carnales sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas." Dios provee la armadura y aquí en el v.11 y también en el v.13. El nos insta a que nos vistamos y que la tomemos de toda ella para estar firmes.

El verso 12 nos da a entender quien es nuestro enemigo. "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernantes de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes."

Debemos tener siempre presente quien es nuestro verdadero enemigo. Nuestra lucha nunca es en contra de gente de carne y hueso, aunque Satanás puede utilizar a los seres humanos para que peleen sus batallas. Sin embargo, la batalla nunca es de origen humano, aunque haya mentes y voluntades humanas involucradas en ella. Lo que sucede es que Satanás, el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de algunos hombres. (2 Corintios 4:4)

Pero luchamos con verdaderos poderes de las tinieblas. A veces la batalla se vuelve feroz. Aquí Pablo nos habla de la jerarquía de las potestades invisibles que están en rebelión contra Dios. Sin embargo mis hermanos, no debemos sentirnos atemorizados. Somos más que vencedores con la ayuda de Cristo, en potencia. Todos los poderes del mal ya están derrotados; eso fue parte de la victoria de Cristo en la cruz. (Juan 12:31) Creámoslo, mis hermanos.

El verso 13 comienza con la palabra, "Por tanto." Porque es cierto lo que dice v.12, el poder de Satanás y sus emisarios es tan grande que nada menos que toda la armadura de Dios nos dará protección amplia.

"Tomad," - El apóstol está diciendo, "La armadura está a sus pies, úsala, vístete con ella. Se necesita apropiarse de ella." Para que el cristiano esté listo para cualquier emergencia, debe tomar la armadura de inmediato.

Noten que todo el equipo es defensivo, excepto la espada, y desde luego, ella también podría ser usada defensivamente. La Biblia no nos instruye a que ataquemos a Satanás, sino que debemos resistirle y estar firmes. Alguien ha dicho, y lo creo, cuando estemos tentados a hacer el mal, debemos huir como José huyó de la mujer de Potifar; pero cuando seamos atacados por Satanás por haber hecho lo bueno, debemos estar firmes como Daniel contra el decreto de Nabucodonosor.

Vv. 14-17 "Estad pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios."

La primera pieza de la armadura es el cinto de la verdad. El cinto del soldado era el cinturón que le servía para sostener la túnica en su lugar y del cual colgaba la vaina de su espada.

Para el cristiano esta pieza de la armadura implica la idea de sinceridad y veracidad. Sin embargo, hay que acordarnos que esta no es una cualidad natural; es una gracia sobrenatural, porque toda la armadura es de Dios.

Cristo dijo, "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará librees." Juan 8:32 También dijo, "Yo soy la verdad," Juan 14:6 Podemos decir que el cinto de verdad es Cristo. Estamos en El y El en nosotros.

En semejante manera podemos hablar de la "coraza de justicia." La coraza protegía los órganos vitales de la región torácica - los pulmones, el corazón, etc. Pablo dice que la justicia es la coraza del cristiano y habla de la rectitud moral. La justicia de vida fue hecha posible por medio de la nueva vida creada en nosotros por medio de Cristo Jesús. Esta justicia nos protege de las derrotas espirituales que vienen a causa de una conciencia acusadora y una vida impura. En 1 Corintios 1:30 leemos que Cristo "nos ha sido hecho por Dios...justificación..." Y en 2 Corintios 5:21 leemos "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él."

Así que la coraza de justicia también es Cristo - nosotros en El y El en nosotros.
Tenemos algo para cubrir los pies, el calzado. Los pies son los que llevan al soldado a la batalla. Espiritualmente, el cristiano ha de estar calzado con el "apuesto del evangelio de paz" Esto significa prontitud para servir a Dios. El significado de ser "apuesto" es que el cristiano sea rápido para entender su deber. Y esté siempre listo para irse al combate. Esta prontitud proviene "del evangelio de la paz." Cristo dijo, "La paz os dejo, y mi paz os doy." Juan 14:27 En Isaías 9:6 se Le llama a Cristo, "Príncipe de Paz."

El calzado también es Cristo - El en nosotros y nosotros en El.
Entonces tenemos el escudo de la fe. Este no es un pequeño escudo redondo que lleva los soldados de caballería, sino el escudo grande y oblongo que cubría el soldado por delante. Detrás de este escudo, el hombre estaba totalmente protegido. Tal clase de escudo es un requisito para el creyente, y Pablo afirma que la fe es el escudo del creyente. Romanos 10:17 dice, "la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios." Al poner nuestra fe en la Palabra de Dios, y las enseñanzas de Cristo, quedamos protegidos de todos los dardos, o sea, todos los ataques de Satanás.

Pero es por medio de Cristo - El es nuestro y nosotros en El.
La última pieza del equipo defensivo es el "yelmo de la salvación." ¿Qué es la salvación? Colosenses 1:27 dice "Cristo en nosotros, la esperanza de gloria." La seguridad que uno tiene de que es salvo para la eternidad y no puede ser dañado eternamente por el adversario, es un yelmo fuerte que protege contra el temor.

La "espada del Espíritu" es definido por Pablo como la Palabra de Dios, escrita por la inspiración e iluminación del Espíritu. Con las enseñanzas de la Biblia somos capaces de defendernos contra cualquier ataque del maligno, y también atacar las enseñanzas falsas que Satanás promueve. El mayor ejemplo de como puede ser usada la Palabra de Dios para vencer a Satanás es el de Jesús mismo en las tentaciones descritas en Mateo 4:1-11. Tres veces Cristo fue tentado por Satanás y cada vez la respuesta de Cristo fue: "Escrito está..." Después de esto, el diablo no pudo seguir atacando a Cristo, ante la Escritura que El le citaba.

Hebreos 4:12 dice que "La Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón." Pero para usarla bien, tenemos que meditar en ella todos los días. Dice Pablo en 2 Timoteo 2:15 y 3:16,17 "Procura con toda diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad." y "Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra."

Aunque la armadura es sumamente importante, el soldado puede ser inútil en la batalla si no lo usa a su debido tiempo. Así mismo, el cristiano tiene que conocer la estrategia de la batalla espiritual con el fin de contribuir a la victoria. Sí, necesita conocer muy bien la Palabra de Dios.

V.18, "orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos." Pudiéramos dar un estudio entero sobre este verso, y por su puesto no tengo el tiempo de hacerlo hoy. Pero, este es el recurso espiritual del soldado cristiano. Y uno de los principios en la vida de la oración es la constancia. Adquirir la costumbre de dedicar un tiempo a la oración diariamente es de suma importancia. Es algo que requiere disciplina y esfuerzo. Quizá signifique levantarse media hora más temprano o ver menos televisión. Es igual con el estudio de la Biblia. ¡Cuesta trabajo! Pero vale la pena. Tenemos la obligación de fortalecernos unos a otros mediante la oración y el aliento. Pablo pidió que orasen por él. Yo también pido que se acuerden de mi, su pastor, en sus oraciones.

Pablo termina su bella carta al decir en los vv. 23,24 "Paz sea a los hermanos, y amor con fe, de Dios Padre y del Señor Jesucristo. La gracia sea con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable. Amén"

La última palabra, "inalterable", se traduce incorruptible. Este amor incorruptible caracteriza el amor de un cristiano maduro. Es un amor duradero.

Hermano, ¿tienes esta clase de amor para con Dios y para con tu prójimo? Amigo, ¿conoces tu este tipo de amor en tu vida? Puede ser tuyo ahora. Solo hay que recibirlo por la fe en Jesucristo.

DONDE ESTAMOS
 

Publicidad
 
EL PLAN DE DIOS PARA TI
 
VERSICULO DIARIO
 

 

 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

IPAQuilicura, Blanco Encalada 74, Quilicura, Santiago, Chile IPAQuilicura.es.tl © Todos los derechos reservados

Free counter and web stats web counter